Deporte y cabello sano

septiembre 11th, 2009

Lo que debes tener en cuenta para que tu pelo brille tanto como tu forma física

Tu cabello es una materia viva a la que afectan factores internos y externos. Si quieres que se mantenga sano, tienes que cuidar tu pelo del mismo modo que cuidas tu piel: protegerlo del sol, las inclemencias del tiempo, los roces y agentes como la contaminación o la acumulación de suciedad.

deporte-y-cabello-sano1

Los agentes químicos de los champúes primero, y el calor del secador después, pueden dañar el cabello y el pelo; por eso los especialistas  recomiendan dejar pasar un par de días entre lavados. Pero al entrenar los deportistas manchamos el pelo y nos vemos obligados lavarlo mucho más a menudo. Sigue haciéndolo (el sudor y la suciedad perjudican mucho más tu cabello que lavarlo demasiado) pero con un champú suave formulado especialmente para lavados frecuentes. Siempre que sea posible, trata también de secar el pelo al aire, sin utilizar secador ni frotarlo en exceso con la toalla.

Cada deportista “maltrata” su pelo de una forma en función de su especialidad. Casi todos sometemos nuestro cabello a horas de entrenamientos durante las que permanece húmedo o bajo el sol. Si nadas en la piscina se ve atacado por el gorro y el cloro. En el mar, por el salitre. Otros deportes dañan tu pelo porque te obligan a llevar la cabeza tapada con una gorra, un casco o un gorro de baño. El pelo permanece húmedo y el cuero cabelludo no puede transpirar adecuadamente. Si además tienes el cabello largo, se engancha y se puede romper. Aparecen problemas como la caspa y la caída del cabello. Por eso te recomendamos que te destapes la cabeza y te laves el pelo con un champú suave en cuanto te sea posible.

El pelo resulta especialmente dañado con el cloro y el salitre (todos hemos visto algún nadador o surfer con el pelo de un tono pajizo y apagado), pero ese efecto puede evitarse nutriendo el pelo con champúes y acondicionadores ricos en proteínas y vitaminas. También es aconsejable aplicarse una mascarilla nutritiva a la semana (de modo que forme una película protectora del cabello) y usar siempre gorro en la piscina. Como solución de emergencia si observas que tu pelo se está deteriorando en exceso puedes aplicarte una crema hidratante antes de ponerte la gorra, el casco o el gorro de natación, el propio calor que desprende tu cuerpo mejorará su efecto y lo notarás cuando te laves el pelo.

Fuente: Sportlife

Leave a Reply